Prolongar temporada de baño en la piscina

Coberta piscina adossada

 

Nos encontramos en un país con un final de verano y otoño suaves con temperaturas templadas. Se trata del momento idóneo para sacar el máximo provecho y disfrutar al máximo de la piscina. Con la instalación de una cubierta de piscina nos aseguramos poder alargar los meses de baño hasta el inicio del invierno sin necesidad de ningún tipo de calentamiento del agua. Con las cubiertas de piscina podemos asegurar:

· Prolongar el baño durante tres meses respecto a piscinas sin cobertura, sin gasto energético añadido.

· Mantenimiento de la piscina limpia, sin las hojas caídas que proliferan en el jardín durante el otoño.

· Ganar el interior de la cubierta como zona luminosa ideal para el tiempo de lecturas y juego. Lucernario cálido y confortable.

· Zona de protección para nuestras plantas durante los meses más fríos.

· Protección para nuestro mobiliario de jardín, protegido del frío y la lluvia.

De esta manera, no sólo nos encontramos ante una solución a la hora de tener nuestra piscina a punto para el baño gran parte del año sino que ganamos un espacio en el jardín que hasta ahora permanecía infravalorado durante los meses más fríos.

Los cierres en los jardines tipo lucernario que son populares en países nórdicos y de tradición anglosajona, llegan a nuestros jardines gracias a las cubiertas de piscina.