Mi cubierta de piscina con guías o sin guías.

A la hora de comprar una cubierta para piscina o para cualquier otro tipo de cerramiento, hay detalles que no podemos pasar por alto.

Ya os hemos hablado de los diferentes materiales que se emplean para la construcción de las cubiertas. En este artículo nos centraremos en otro aspecto relevante a la hora de decidir qué cubierta es la mejor para su piscina: la forma en que la cubierta queda sujeta al suelo. Es un aspecto relevante ya que no sólo se trata de que la cubierta se pueda abrir y cerrar facilmente sino que ofrezca la máxima seguridad frente al viento y no se vuele a la primera ráfaga.

En el mercado encontramos dos opciones: bien el uso de tornillos, bien el uso de guías.

Cubiertas de piscina con tornillos

Cubiertas de piscina con guías

El uso de guías puede parecer un engorro y muchos clientes, a priori, se muestran contrarios a esta solución: tan solo quiero una cubierta y no me quiero complicar la vida con instalaciones raras de algo que estorba y puede hacer daño.

Entonces, ¿por qué en Cobercat nos decantamos por el uso de guías frente a los tornillos? Porque tras años de experiencia en el mundo de las cubiertas hemos comprobado que se trata de la solución más fiable, funcional y segura.

En primer lugar, las cubiertas que se fijan al suelo mediante tornillos se suelen llamar “sin guías”, como si se deslizaran perfectamente por el suelo y se mantuvieran sujetas al mismo sin necesidad de ningún tipo de elemento.

Sin embargo, como vemos en la imagen, estas cubiertas van sujetas mediante tornillos que van al suelo. Tornillos que hay que quitar uno a uno cada vez que se quiera abrir y cerrar la cubierta. En el suelo queda un agujero en el que puede entrar suciedad, hojas… que luego habrá que limpiar para volver a cerrar la cubierta. Además hay que contar siempre con alguien para abrir y cerrar la cubierta de su piscina ya que una sola persona no puede con ella. Y todo esto sí es algo farragoso, más cuando con el paso del tiempo la cubierta tiende a ceder por los laterales y resulta aún más complicado acertar a meter el tornillo por la anilla… Al final el proceso de abrir y cerrar es tan pesado que la piscina queda siempre abierta o siempre cerrada.

La solución que ofrece Cobercat consiste en un sistema de guías planas, fabricadas con una aleación de alumino inalterable, en una sola pieza, que tiene solamente 1cm de alzada, totalmente planas, con los cantos redondos que pueden ser pisados sin riesgo alguno.

 

[nggallery id=38]

 

  • Este sistema de guías hará que su cubierta de piscina SIEMPRE esté segura frente al viento. Con nuestras guías conseguimos que la cubierta no se desplace lateralmente ni un milímetro, que no se eleve ni se vuelque cuando el viento sopla con fuerza. Sea cual sea la abertura de la cubierta, esta estará siempre segura.
  • Los rodamientos de la cubierta se deslizan siempre sobre una superficie regular, sin juntas ni desniveles del pavimento, piedras o ramas. De esta forma los rodamientos de la cubierta con guías duran más y se deslizan de forma suave y ligera.
  • Una sola persona puede abrir y cerrar la cubierta completa. En las cubiertas para piscina sin guías necesitamos mínimo dos personas para abrir y cerrar, teniendo que empujar al mismo tiempo cada módulo ya que si no este girará y no avanzará. Podemos utilizar aquí el símil de un cajón con guías y sin guías.
  • Como muestran las fotos, las cubiertas están hechas de módulos y esta solución de guías no solo me permite abrir y cerrar la cubierta de forma fácil, sino que además puedo abrir cualquier módulo intermedio en primavera o en otoño para airear. No es imprescindible abrir la cubierta completa, desde un extremo de la piscina hasta el final. Cada módulo se mueve de forma independiente.
  • La estructura de su cubierta nunca se deformará. Debido al peso de la cubierta y aunque las cubiertas curvadas de Cobercat tienen una rigidez máxima, los laterales de todas las cubiertas tienden a separarse si no se utilizan las guías. En caso de nevadas, el peso será mayor y por tanto la deformación también. Con el sistema de guías de las cubiertas de Cobercat,  su cubierta podrá abrirse y cerrarse siempre como el primer día.
  • Si mi cubierta de piscina está adosada a una pared, el sistema de guías cobra especial importancia. En estas cubiertas el lateral que se apoya en el suelo soporta más tensiones y tiende a caer hacia el exterior. Con una cubierta con guías nos aseguramos de que la sujeción sea la correcta y la cubierta no se deforma con el paso del tiempo.

El siguiente vídeo muestra la facilidad de movimiento, versatilidad y suavidad del sistema de guías en una cubierta de tamaño pequeño. En el caso de cubiertas más grandes, el resultado es el mismo.

Por todo esto, en Cobercat estamos convencidos de que las cubiertas telescópicas para piscina han de estar siempre equipadas con guías: la seguridad, facilidad de movimiento y calidad de su cubierta de piscina son nuestra prioridad.